Trastornos sexuales y de la identidad sexual

Trastornos sexuales y de la identidad sexual

Psicólogos Bilbao – SexologíaImagen trastornos sexuales

Normalmente la clasificación se hace en tres grandes apartados que serían:

  • Tastornos sexuales
  • Parafilias
  • Trastornos de la identidad sexual

En el primero tendríamos los referidos a las distintas etapas de un contacto sexual  o de la sexualidad, como son el deseo, la excitación, el orgasmo, y la resolución.

Dentro de los trastornos del deseo sexual se encontrarían: “Deseo sexual hipoactivo” que se caracterizaría por una disminución o ausencia de fantasías y deseos de actividad sexual de forma persistente o recurrente y “Trastorno por aversión al sexo”, en él, la característica principal sería una aversión extrema o persistente o recidivante hacia, y con evitación de, todos (o prácticamente todos) los contactos sexuales genitales con una pareja sexual.

En los trastornos de la excitación sexual  se contemplarían  el “Trastorno de la excitación sexual en la mujer” que consistiría en una incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener la respuesta de lubricación propia de la fase de excitación, hasta la terminación de la actividad sexual, y el “Trastorno de la erección en el varón” consistente en la incapacidad, persistente o recurrente, para obtener una erección apropiada hasta el final de la actividad sexual.

En los trastornos del orgasmo se contemplan el “Trastorno orgásmico femenino”, el “Trastorno orgásmico masculino” y la “Eyaculación precoz”. Los dos primeros eran llamados con anterioridad “Trastorno orgásmico masculino-femenino inhibido” en ellos lo que se daría, sería una ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo tras una fase de excitación sexual normal, y en la eyaculación precoz  tendríamos una eyaculación persistente o recurrente en respuesta a una estimulación sexual mínima antes, durante o poco tiempo después de la penetración, y antes de que la persona lo desee.

Después pasaríamos a los trastornos sexuales por dolor entre los que se encuentran  la “Dispareunia” y el “Vaginismo”. El primero se caracterizaría por un dolor genital recurrente o persistente asociado a la relación sexual, tanto en varones como mujeres. En el segundo, el “Vaginismo” lo más característico sería la aparición persistente o recurrente de espasmos involuntarios de la musculatura del tercio externo de la vagina, que interfiere el coito.

Posteriormente están los “Trastonos sexuales debidos a enfermedad médica” en los que la causa del problema sería de origen físico y el “Trastorno sexual inducido por sustancias”.

El segundo gran grupo de los trastornos sexuales serían las “Parafilias”, en ellas la característica principal es la presencia de repetidas e intensas fantasías sexuales de tipo excitatorio, de impulsos o de comportamientos sexuales que por lo general engloban: 1) objetos no humanos, 2) el sufrimiento o la humillación de uno mismo o de la pareja, o 3) niños u otras personas que no consienten, y que se presentan durante al menos 6 meses. Incluirían “El exhibicionismo” (exposición de los genitales), “El fetichismo” (empleo de objetos inanimados), “El frotteurismo” (contactos y roces con una persona en contra de su voluntad), “La pedofilia” (interés por niños en edad prepuberal)

Más